info@extranjerosaema.net 

Calle Rafael de Riego 41 Local izq. Madrid. 

91 523 77 63   /   625 066 282

Residencia cuenta ajena

La residencia cuenta ajena supone para los extranjeros la posibilidad no solo de vivir en España sino de, además, contar con autorización para trabajar. Este es el trámite contrario a la residencia por cuenta propia. Ya que, en este caso, es el extranjero quien será el empleado de la empresa, es decir el interesado será la empresa. El éxito de esta gestión pasa porque tanto el contrato como la empresa cumplan una serie de requisitos. La persona o sociedad que contrata es quien debe de iniciar los trámites, por lo que el extranjero no será propiamente el solicitante de esta solicitud. Es indispensable que el trabajador reúna la cualificación profesional legalmente exigida para que no se produzca un fraude de Ley. La oficina de extranjería competente verificará las condiciones del contrato ofrecidas por el interesado.

Requisitos residencia cuenta ajena

Para obtener el permiso de residencia por trabajo cuenta ajena lo primero con lo que se deberá contar es con una oferta firme de parte de quien contrata. El contrato deberá estar debidamente cumplimentado no solo según los criterios laborales sino también de extranjería. Es igualmente importante saber que el solicitante deberá de estar al corriente de sus obligaciones tributarias no teniendo tampoco deudas con la Seguridad Social ni estar inmerso en procedimientos sancionadores. Desde Extranjeros Aema ayudamos tanto al empleador solicitante como al extranjero contratado a cumplir con las disposiciones del Reglamento de Extranjería actualizando la documentación según marca la Ley.

Aparte de los requisitos comunes tales que contar con un pasaporte con una vigencia suficiente o carecer de antecedentes penales tenemos que insistir en la importancia que da el ordenamiento jurídico español respecto de la solvencia del empleador. El solicitante en caso de ser persona física deberá de poder hacer frente al pago de la nómina del trabajador, no inferior al Salario Mínimo Interprofesional (SMI), demostrando que puede hacer frente al 100% del IPREM. Como siempre esta cantidad variará en función del número de personas que se encuentren a su cargo. Obviamente el empleador debe de estar dado de alta en el sistema de la Seguridad Social, trámite que desde Extranjeros Aema realizamos. En función de las tareas a realizar podemos diferenciar dos sistemas entre el trabajo de emplead@ de hogar que cuenta con sus particularidades y el sistema general.

Residencia cuenta ajena y situacion nacional de empleo

Atendiendo a las necesidades del mercado laboral español la inmigración laboral se encuentra restringida a los supuestos de difícil cobertura que recoge el reglamento de Extranjería. Por lo tanto la obtención de una autorización a trabajar pasa porque quien solicita pueda ser encuadrado en alguna de estas categorías. Dicho listado de profesiones es variable y se actualiza trimestralmente según las fluctuaciones de las necesidades de empleo de cada provincia. En cualquier caso la empresa solicitante puede intentar cubrir el puesto a través de las oficinas de empleo y si no fuera posible se producirá la notificación de esta situación el Servicio de Empleo Público a la Oficina de Extranjería emitiéndose documento que lo acredita. El procedimiento se simplifica en el que caso de que la ocupación vaya a ser desempeñada por un nacional de Chile o Perú porque a raíz de los acuerdos firmados con España mediante los que se consigue salvar esta exigencia. Otros supuestos de exención de cumplimiento con la situación nacional de empleo son los familiares reagrupados en edad laboral, los extranjeros que tienen a su cargo a ascendientes o descendientes españoles o trabajadores de temporada entre otros. También es igualmente interesante la aplicación del supuesto de personal directivo o cobertura de puestos de confianza como ocupaciones que se encuadran dentro del listado de exenciones. No hay que confundir lo descrito con el tramite de profesional altamente cualificado

Procedimiento residencia cuenta ajena

Como explicábamos quien ha de iniciar el procedimiento de residencia de cuenta ajena es la empresa o persona contratante. En consecuencia, desde Extranjeros Aema deberemos contar con la autorización expresa de la persona o administrador de la compañía para en su nombre realizar la presentación. Una vez que hayamos comprobado la solvencia de la empresa respecto de la Seguridad Social y la Hacienda Pública podremos proceder a su presentación ante la oficina de extranjería que corresponda. Otra de las particularidades del procedimiento de residencia cuenta ajena se produce respecto del pago de las tasas. Existen dos tasas la que recaerá sobre el empleador solicitante y la que deberá de pagar el trabajador. Es importante mencionar que la cuantía de la tasa de contratación depende del salario convenido y su relación con el SMI.

El procedimiento de residencia de cuenta ajena puede iniciarse en consulado que corresponda al domicilio del extranjero u ante la oficina de extranjería. Desde Extranjeros Aema contamos con una gran experiencia trabajando para empresas con presencia internacional que demandan la búsqueda de perfiles concretos. Ayudamos en la tramitación de todo el expediente para que tanto la compañía como el trabajador se despreocupen de los plazos manteniéndoles informados en todo momento. Tambien ofrecemos la posibilidad de contar cons servicios auxiliares como la consecución de Seguro Médico. En cualquiera de los casos, una vez notificada la concesión el trabajador dispondrá de. un mes para su recogida que de no producirse significará el desistimiento. En el escenario en el que solicita el permiso ante el consulado es crucial que la entrada en España se produzca dentro de los tres meses que otorga el visado. Una vez dado de alta alta en la Seguridad social podremos obtener el NIE.

No hay comentarios on Residencia cuenta ajena

Deja un comentario

Tu email no será publicado
Tu email no será publicado