info@extranjerosaema.net 

Calle Rafael de Riego 41 Local izq. Madrid. 

91 523 77 63   /   625 066 282

Residencia inversor españa

La residencia de inversor en  España es un procedimiento excelente para establecerse si cuenta con los medios económicos necesarios. Este trámite de extranjería se engloba dentro de la Ley 14/2013 que también comprende otras gestiones como la autorización de residencia de profesional altamente cualificado. Por sus características a veces se confunde con la residencia no lucrativa pero como vemos en el siguiente apartado de requisitos existen sustanciales e importantes diferencias. Desde Extranjeros Aema te ayudamos durante todo el procedimiento desde el Consulado hasta la recogida de tarjeta y posteriores renovaciones. Además de ofrecerte servicios auxiliares como negociar con entidad aseguradora autorizada las condiciones del seguro médico.

Requisitos Residencia inversor España

Lo primero que hay que saber antes de las ventajas son los requisitos de la Residencia de Inversor en España esenciales que exigen una inversión inicial fuerte. En la práctica esto se traduce en que la inversión realizada ha de ser de 2 millones de euros en deuda pública española, 1 millón de euros en acciones o participaciones de sociedades españolas, depositados en entidad o entidades bancarias españolas, fondos de capital riesgo o fondos de inversión constituidos en España. También es aceptada la inversión en inmueble por valor de 500.000€, ya sea como persona física o jurídica, ostentando el solicitante la propiedad del activo inmobiliario o en su defecto que el porcentaje que posea tengan como mínimo ese valor de medio millón de euros. Por esta misma razón existe la posibilidad sin inconveniente alguno de que la propiedad sea gravada con hipoteca respetando siempre el desembolso íntegro de los 500.000€. Por todo lo expuesto no se pueden imputar los gastos pagados al intermediario financiero, en concepto de comisión por ejemplo, a la inversión realizada. El cumplimiento de este requisito también es posible alcanzar con la compra de varios inmuebles cuya suma de los valores igualen o excedan dicha cantidad. La solicitud por tanto al estar fundada en la disposición de grandes cantidades de capital será examinada en relación a la licitud y proveniencia de los fondos. Es requisito básico conocer la identidad de los socios que conforman la empresa.

Otra de las vías de obtención del visado y residencia de inversor es la creación de una empresa cuya actividad esté orientada hacia el sector tecnológico. Esta vía cuenta con una mayor cooperación por parte de la administración en atención a criterios estratégicos. Las inversiones también pueden estar enfocadas en cualquier otro proyecto cuya implantación suponga un impacto positivo en la generación de empleo en España. En referencia al sector tecnológico lo que busca claramente la administración es potenciar la competitividad global de la economía española apostando por proyectos innovadores y disruptores. La ley no especifica, a diferencia de los supuestos anteriores, ni fija una cantidad determinada a la hora de invertir para implementar un negocio que reúna estas características. Esto no quiere decir que aunque no exista un mínimo de liquidez en depósitos bancarios o similar, ya que sí intervendrán criterios objetivos para ponderar la idoneidad del proyecto. El o los inversores deben de presentar una memoria que recoja detalladamente el plan de empresa. Es necesario reincidir que el ánimo de lucro o las previsiones de ingresos no deben exclusivamente repercutir en el bienestar de los socios de la compañía sino que, como decíamos, se exige que se produzca lo que se denomina una contribución positiva a la economía. Por ejemplo la contratación de colectivos en riesgo de exclusión social o discapacitados entraría dentro de tal definición. En definitiva la previsión de los puestos generados directa e indirectamente es indispensable para la aprobación del proyecto. De igual manera, se puede invertir generando un negocio desde el inicio o también es posible comprar o invertir en un negocio ya existente. En definitiva la Ley 14/2014 busca ya sea a través de visas o residencias de inversor o por medio de la movilidad intraempresarial o contratación de profesional altamente cualificado la captación de talento y capital necesario para mejorar la competitividad de la economía española.

Ventajas de la Residencia de Inversor en España

Si bien la acreditación de los requisitos anteriores demanda una alta liquidez al solicitante y/o una gran exigencia que se plasma en la emisión de informe MINECO favorable la residencia de Inversor también presenta una serie de ventajas. Frente a la opción más económica de solicitar una residencia no lucrativa hemos de conocer que la duración de la residencia de inversor es siempre de dos años frente al año que otorga la residencia inicial no lucrativa. Asimismo, la residencia de inversor autoriza a trabajar lo cual es terreno vedado, como su propio nombre indica, para la residencia no lucrativa. Es de actualidad mencionar este hecho pues, a pesar de la emergencia y necesidad del teletrabajo, la Administración española está denegando visados de residencia no lucrativa a gente que desempeña labores en remoto. Por último pero no menos importante su renovación no es complicada siempre y cuando se mantengan las condiciones que dieron lugar a la concesión. Para temas impositivos en conexión con la obligación de formular o no declaración de la renta siempre hay que tener en cuenta el periodo de residencia en España, más de 180 días, y si existe o no actividad económica. Los solicitantes han de evaluar en relación de su capacidad económica que opción es más viable en su caso la residencia de inversor o la no lucrativa.

No hay comentarios on Residencia inversor españa

Deja un comentario

Tu email no será publicado
Tu email no será publicado